Información HOJAS GUANÁBANA:

HOJAS GUANÁBANA de CANARIAS?

¿Qué es la guanábana?, la GUANÁBANA o graviola (Annona muricata) es una fruta tropical originaria de Centroamérica que se cultiva también desde hace más de una década en Tenerife, en las Islas Canarias, la GUANABANA DE CANARIAS con un resultado de calidad excepcional dados los mejores condicionantes clímáticos, ecológicos, técnicos, biológicos, de control de calidad, de sustratos,... que los que existen en el resto de zonas de producción mundial, por lo que la Huerta de Mamá María en Canarias es el referente de la calidad en el cultivo de GUANÁBANA del mundo.

Nuestros cultivos de Tenerife, pioneros en Europa, cumplen rigurosamente todos los requisitos ECOLÓGICOS  de los organismos reguladores de Canarias, España y la CEE, garantizando que no existen sustancias tóxicas ni pesticidas en nuestra fruta ni en nuestras hojas de Guanábana.

Así mismo, con una plantación de 9.000 arboles maduros de 15 años cultivados en nuestros invernaderos, con los más estrictos niveles de control biológico y el más exquisito esmero por la calidad, producimos las más sabrosas frutas y las hojas de Guanábana con la mayor concentración de principios activos curativos del mundo.

La Guanábana pertenece a la misma familia que la chirimoya, pero su tamaño es mucho mayor, pudiendo alcanzar los 40 cm. de diámetro y llegar a pesar entre 2 y 5 kg. Su fruta es muy deliciosa, con un aroma fuerte y un sabor agridulce que es básicamente una combinación del sabor de la piña y fresa.

Se trata de un árbol de hoja perenne cuyas propiedades contra el cáncer y otros beneficios médicos han ganado la atención y popularidad en el ámbito científico de la salud.

Beneficios de la guanábana La guanábana es astringente, digestiva y colagoga. Combate las infecciones, el estreñimiento, la hipertensión y la obesidad. Recientemente, un estudio demostró que la guanábana-graviola era 10.000 veces más efectiva contra el cáncer que un fármaco empleado para tratarlo.

LA GUANÁBANA CONTRA EL CÁNCER:

La guanábana es rica en acetogeninas, que constituyen su principio activo contra el cáncer. Las semillas, hojas y frutos de guanábana poseen más de 50 acetogeninas distintas, todas ellas con potencial anticancerígeno. Estas sustancias son citotóxicas selectivas contra las células neoplásicas, es decir, capaces eliminar células cancerígenas pero no dañar las células sanas.

El mecanismo de acción de la graviola está relacionado con la inhibición del complejo I ( NADH - ubiqunona oxidorreductasa), que impide la formación de ATP, y a su vez, impide la nutrición de las células cancerígenas provocándoles la muerte. De esta manera, la guanábana protege contra la formación de tumores: • La graviola o guanábana es efectiva contra el cáncer de cólon. En un estudio llevado a cabo por la Universidad Purdue, el extracto de las semillas de guanábana fue 10.000 veces más efectivo que el fármaco utilizado contra el cáncer (adriamicina). (Ver estudio ) • El alcaloide muricin-H, presente en las semillas, actúa contra las células H460, involucradas en el cáncer de pulmón. • También podría tener efectos contra el cáncer de piel, páncreas, próstata y cáncer de mama.

Este estudio fue publicado en la revista Asian Pacific Organization for Cancer Prevention (volumen 13) en el año 2012.

En otro estudio se evaluó durante 7 semanas el potencial anticancerígeno de la guanábana contra la formación del papiloma o cáncer de piel inducido en ratones. Se utilizó extracto etanólico de la hoja de guanábana (EHG), que es rico en acetogeninas, los supuestos componentes que luchan contra el cáncer. Conclusiones del estudio Los resultados, analizados sobre 180 animales, mostraron que el extracto de guanábana protege contra el cáncer de piel. Incluso en dosis muy bajas, impide el desarrollo de todos los estados del cáncer.

Las semillas, hojas y, aunque en menor proporción, los frutos de la guanábana, poseen más de 50 acetogeninas distintas, unos componentes con propiedades contra diferentes tipos de cáncer: cáncer de piel, páncreas, próstata y cáncer de mama. Estas sustancias son citotóxicas y antitumorales, capaces de eliminar las células cancerígenas. Su mecanismo de acción está relacionado con la inhibición del complejo I, que bloquea la nutrición de las células cancerígenas provocándoles la muerte. Un estudio demuestra que el extracto de guanábana es 10.000 veces más efectivo contra el cáncer que un fármaco que se utiliza para tratarlo.

La Guanábana, Graviola o Corossol es una planta cuya principal cualidad se encuentra en su principio activo, la Acetogenina, inhibidor selectivo del crecimiento de las células malignas. Varios estudios han demostrado la gran eficacia de la Guanábana en la reducción de estas células:

1976, el National Cancer Institute de los Estados Unidos constató que la Guanábana combate las células malignas.

• Unpublished data, National Cancer Institute. Nat Cancer Inst Central Files (1976). From NAPRALERT Files, University of Illinois, 1995.

1997, Purdue University di Lafayette (Stati Uniti) Jerry L. McLaughlin. Los estudios realizados indicaron que las hojas de Guanábana tienen propiedades citotóxicas contra las células enfermas (destrucción de las células malignas)

1999, Facultad de Medicina de la Catholic University of Daegu (Corea) Woo MH, Chung SO, Kim DH. La Facultad de Medicina afirmó que la Guanábana actúa selectivamente sobre las células enfermas, dejando intactas las células sanas, con una capacidad superior a la Adriamicina, uno de los principales compuestos utilizados en quimioterapia.

1998-2000, National Cancer Institute McLaughlin and Chih HW. Las investigaciones revelaron que los principios activos de Guanábana, las acetogeninas, bloquean la energía que la células malignas necesitan para mantenerse activas.

2002, Un grupo de investigadores japoneses publicaron un estudio revelador sobre un experimento llevado a cabo en animales implantados con carcinoma de pulmón de Lewis; Un tercio de ellos no recibió ningún tratamiento, otro tercio fue tratado con Adriamicina, y el tercio restante fue tratado con la principal acetogenina de la Annona muricata llamada "Annonacina" (en dosis de 10 mg/kg). Los animales tratados con acetogenina de Annona muricata presentaron resultados positivos frente a procesos inflamatorios tumorales.

2003, un equipo de científicos taiwaneses descubrieron que la principal acetogenina de la Annona muricata, la Annonacina es altamente tóxica para ciertos tipos de células malignas (mama, próstata, hígado, cerebro, piel) y declararon: La Annonacina es un agente prometedor que merece ser estudiado más ampliamente.

2013, United States Department of Agriculture (USDA)

P. Bridgemohan, R.S.H. Bridgemohan.

Este estudio ha confirmado la presencia de acetogeninas en las hojas de Guanábana así como ha confirmado su actividad citotóxica. Las hojas de la Guanábana se toman bajo forma de decocción como remedio contra muchas enfermedades.

Estos diferentes estudios han demostrado que hay relación entre la corteza, las hojas y las raíces de la Guanábana y su acción sobre las células del organismo humano.

Además, la Guanábana, sirve también para reducir los síntomas provocados por las sesiones de quimioterapia, concretamente en lo que se refiere a la pérdida de peso, la caída del cabello, vómitos, vértigos y nauseas.

· http://cancer.vg/es/annona-muricata-guanabana-graviola

Según varios estudios, a diferencia de lo que ocurre con determinados tratamientos de quimioterapia, la Guanábana atacaría a las células enfermas, pero no dañaría a las sanas

Desde hace mucho tiempo, el tratamiento de algunas enfermedades mortales, como el cáncer, se ha ido derivando hacia formas “científicas” de eficacia bastante dudosa en la mayoría de los casos. El temor de la población y la fuerte presión ejercida por la medicina oficial, colectivos médicos más tradicionales y laboratorios farmacéuticos para la cura del cáncer, han llevado a una situación en la que la persona que se enfrenta a esta temible enfermedad, no se atreve a buscar opciones menos agresivas, más naturales.

Pero en los usos y medicinas tradicionales existen algunos remedios, de eficacia contrastada y comprobada, que se están abriendo camino frente a los tratamientos convencionales. Estos han demostrado una eficacia equiparable e incluso superior para el tratamiento de algunos tipos de cáncer, y, lo que es mejor, sin los temidos efectos negativos de aquéllas (deterioro inmunitario, caída de cabellos, etc.) y otros efectos secundarios de la quimioterapia como debilitamiento y la pérdida progresiva de peso (caquexias progresivas);  tristes consecuencias que muchas veces no se deben solo a la enfermedad, sino a los vómitos constantes e incontrolados (efectos eméticos) que producen algunos quimioterápicos.

GUANÁBANA, EL QUIMIOTERAPÉUTICO NATURAL:

Uso como anticancerígeno: 10.000 veces superior a la quimioterapia

En el Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos, en 1976 se comprobó que su poder como “quimioterapia” sobre las células cancerígenas es 10.000 superior al del compuesto Adriamicina, uno de los citotóxicos más agresivos empleados actualmente en la quimioterapia.

Pero además, conlleva una propiedad extraordinaria que la diferencia radicalmente de los quimioterápicos tradicionales. Y es que mientras que éstos atacan simultáneamente tanto las células cancerígenas como las sanas,  pues no pueden diferenciar a las poblaciones celulares sanas de las enfermas, la Guanábana deja indemnes a las sanas, mientras ataca con gran fiereza a las células cancerígenas, deteniendo su crecimiento en el plazo de 48 horas.

Muchos otros estudios se vienen realizando desde entonces. Sobretodo desde el año de 1997 en la Universidad de Purdue, en Indiana, Estados Unidos, en donde se ha constatado su poder anticancerígeno en cánceres pulmonares, prostáticos, de mamas, de vejiga, de recto, esófago, colon, y asimismo, es eficaz contra el tratamiento de la leucemia.

Propiedades anticancerígenas:

Ello se debe a la presencia en sus hojas de una sustancia quimiotóxica natural, llamada Acetogenina, cuya potencia es del orden de 10.000 veces superior a la Adriamicina (sustancia tóxica de elaboración artificial). La quimiotaxis natural es un proceso por el cual el compuesto va a atacar a células que contengan unas sustancias químicas concretas (por tanto únicamente a las células enfermas o malignas) dejando a las sanas sin dañar, mientras que, podríamos decir, el producto no natural trabaja con “fuego a discrección”, dañando células que no están enfermas y debilitando al organismo en general.

Otros usos: Guanábana, milagro natural

Al margen de su espectacular uso como anticancerígeno, la Guanábana es una planta que por sus propiedades antibacterianas, antiparasitarias, antiespasmódicas, astringentes, insecticidas, hipotensoras (baja la tensión) y vermífuga (expulsa los gusanos intestinales), es recomendable siempre tenerla a mano e ingerir en las dosis preventivas recomendadas.

Ya sabemos, la Guanábana es un verdadero milagro para asegurar nuestra salud, uno los medicamentos naturales más potentes que existen.

GUANÁBANA EN LA MEDICINA TRADICIONAL:

- Hígado: Estudios científicos actuales confirman el uso tradicional de la planta para tratar las afectaciones del hígado. La hoja de guanábana tiene efecto hepatoprotector y muestra mejoras en muchas enfermedades de este órgano como la ictericia. Restaura la función hepática lo que contribuye a la disminución del colesterol y triglicéridos a niveles normales. El jugo de la fruta puede ayudar a mejorar la digestión por su efecto colagogo y colerético, que estimula la producción de bilis.

- Hipertensión: Los glucósidos en la corteza y las hojas tienen actividad hipotensora y vasodilatadora. La fruta es muy rica en potasio, un mineral que interviene en el buen estado de los nervios, el corazón y de los músculos. Su contenido en gamma aminoácidos bútiricos ( GABA) la hace una fruta muy adecuada en la dieta para la hipertensión. Los remedios con hoja o extracto de guanábana están contraindicados para personas con problemas de tensión arterial baja (hipotensión) o que tomen medicación para la hipertensión.

- Estreñimiento: Por su contenido en galactomanana, la fruta reduce la acidez gástrica y ayuda a acelerar el ritmo intestinal evitando el estreñimiento. Además su fibra actúa de probiótico y aumenta la flora intestinal saludable, lo cual mejora la salud intestinal. Los frutos inmaduros son muy astringentes y se utilizan como remedio contra la disentería y diarrea.

- Diabetes: El extracto etanólico de guanábana es hipoglucemiante ( que reduce la concentración de azúcar en la sangre), según estudios científicos facultan como una fruta muy adecuada en la dieta para la diabetes. Se debe contabilizar que 100 g. de guanábana corresponden a 18 g. de hidratos de carbono (2 raciones, como una manzana).

- Antibiótico natural: La planta tiene un fuerte poder antibiótico debido a su contenido en acetogeninas, especialmente en las hojas y las semillas. Es capaz de luchar contra infecciones tan graves como la malaria y la lehismaniosis. Las raíces de la planta son un remedio contra las lombrices intestinales. El jugo de la fruta se utiliza en la medicina tradicional contra las infecciones urinarias y la uretritis. o Malaria: Es una enfermedad causada por microorganismos parásitos del género Plasmodium spp. El extracto de hojas de guanábana, rico en acetogeninas, puede detener este tipo de infección al impedir la respiración celular de estos organismos. ( Bloquea la respiración mitocontrial por el complejo I). o Herpes simple: Las acetogeninas también tienen actividad anti-vírica y es capaz de luchar contra el herpes simple. Actualmente es un campo de estudio en vistas de poder ser utilizado para futuros fármacos anti-herpéticos.

- Diurético: El jugo de la fruta es diurético por sus componentes: GABA, potasio, magnesio, ácido cafeico, citrulina y vitamina C. Las personas con problemas de obesidad, gota, artritis o reuma pueden tomarlo para ayudar a eliminar toxinas del organismo. - Fiebre: La planta, en especial las hojas, tienen propiedades tranquilizantes, somníferas y febrífugas. Se utilizaban en la medicina tradicional para ayudar a descansar a los enfermos y proporcionarles un buen sueño. - Curación de heridas: Estudios científicos han observado que las hojas guanábana, utilizadas tradicionalmente para sanar heridas, tienen propiedades cicatrizantes.

FORMAS DE CONSUMO DE LA GUANÁBANA:

http://www.cancer.vg/es/annona-muricata-guanabana-graviola

Composición natural de las hojas de Guanábana:

Lactonas, Annohexocina, Annomuricina A. B, C y E, Annomutacina, Annopentocina A, B Y e, Muricoreacina, Gigantetronemina, Murihexocina A y C, Javoricina, Isoquinolinas, Anonaine, Anoniine, Atherospermine, Coreximine, Lípidos, Acido gentísico, Acido lignocérico, Acido linoleico, Acido esteárico.

INFORMACIÓN IMPORTANTE:

La mejor forma de conseguir la Guanábana o Graviola, es en su estado natural, mejor que productos procesados, ya que estos productos suelen ser alterados y no contienen toda la cantidad necesaria de principios activos, imposibilitando así los deseados efectos curativos. La cura de las enfermedades y la verdadera alimentación sana está en consumir directamente el elemento curativo y nutricional en su estado natural, en este caso la Guanábana natural, ecológica, sin conservantes, ni aditivos.

Descarte igualmente guanábana o graviola cuya procedencia no le ofrezca las necesarias garantías sanitarias tanto de sus cultivos, como de los diferentes procesos de manipulación, conservación, almacenamiento, transporte e higiene en general. Recuerde que las normativas sanitarias y de conservación de alimentos son completamente nulas e inexistentes en muchos lugares de América, África y Asia.

Exija certificaciones ecológicas reales, por organismos oficiales competentes y con números de registro demostrables, no acepte la palabra Organic o Ecológico  sino está acreditada, dado que estas palabras en sí no significan nada y pueden esconder una realidad muy distinta. Tenga presente que en muchos países del mundo se emplean PESTICIDAS y FITOSANITARIOS no permitidos en Europa por los daños que ocasionan sobre la salud.

El cáncer es una enfermedad grave que se puede curar con el tratamiento médico convencional. Retrasar el tratamiento puede dificultar la eficacia de éste y en los peores casos, el cáncer se puede extender a otras partes del cuerpo (metástasis). Consulte con su especialista.